Las low cost insisten en que viajemos de pie en los trayectos cortos

Noticiascuriosas.com/Madrid.-Los asientos que esta semana ha presentado en Hamburgo la firma italiana de mobiliario aeronáutico Aviointeriors con motivo de la muestra Aircraft Interiors Expo (feria de mobiliario aeronáutico) ha resucitado una polémica que viene de lejos. Y que parece que no ha hecho más que comenzar, porque, ¿te importaría viajar prácticamente de pie en los trayectos cortos en avión con tal de pagar menos por tu billete? Las aerolíneas piensan que aceptarías encantado.

Asientos diseñados para low cost

Las imágenes publicadas en twitter por el usuario @thatjon han dado pie a recordar la polémica que inició en el año 2009 la compañía Spring Airlines, una low cost china, cuando mostró su intención de instalar unos asientos que sólo servirían para que los usuarios fueran ‘apoyados’ en ellos más que sentados.

Tres años después, el presidente de Ryanair, Michael O’Leary, aseguró que la compañía irlandesa había decidido también instalarlos para sus vuelos menores de 90 minutos. Según sus estudios de mercado, los viajeros aceptarían de buen grado esta solución si notaban una rebaja en el precio de sus billetes.

Como sillines de bicicleta

Ahora, Aviointeriors ha creado unos asientos con una base similar a las de los sillines de bicicleta con las que los viajeros van prácticamente de pie, pese a que cuentan con la posibilidad de acomodar los pies en una superficie inclinada bajo los asientos delanteros a los suyos.

Un representante de la firma italiana cree que es inevitable que este diseño termine aplicándose. “Estamos convencidos de que se usará en aviones comerciales, quizás no de manera inmediata, pero definitivamente será una posibilidad para los vuelos de corta distancia”, declaró a The Telegraph.

En Aviointeriors, han ‘bautizado’ este asiento con el nombre de Skyrider 2.0 y lo califican como “de ultradensidad” al permitir un 20% más de asientos en el mismo espacio. La firma añade además que pesan la mitad de los actuales y que tienen unos costes menores de mantenimiento.

Parece una cuestión de tiempo, por tanto, que veamos estos asientos en los aviones. O al menos, que algunas compañías ‘prueben’ su rentabilidad para los vuelos cortos en cuanto las normas se lo permitan. El público decidirá, en su elección entre viajar más cómodo o pagar menos, si este tipo de asientos pasarán a ser habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *