La tortuga punky que respira por el ano, en peligro de extinción

Noticiascuriosas.com/Madrid.-Aunque el nombre científico de esta tortuga es el de Elusor macrurus, coloquialmente es conocida como la tortuga punky. El apodo se debe al aspecto por el musgo que le crece en la cabeza y que le ayuda a camuflarse ante la visita de posibles depredadores. Este reptil que mide casi medio metro y tiene la particularidad de respirar por el ano, es originario del río Mary australiano y está en peligro de extinción. Era algo que se comentaba desde hace varios años. Pero ahora aparece ya en la lista ‘negra’ difundida por la Sociedad Zoológica de Londres.

La tortuga punky, en peligro de extinción

La tortuga punky es semiacuática. Y tiene más particularidades. Puede llegar a permanecer tres días bajo el agua. Tiene los ojos azules y respira a través de unos órganos similares a unas branquias que están situados en su cloaca.

Aunque la mayoría de los medios sólo han difundido imágenes de una tortuga con el musgo en la cresta (ya saben, “no dejes que la realidad te estropee una buena noticia”), el caso es que el musgo también crece y se extiende por el caparazón de la tortuga ‘punky’. En ocasiones, de forma exagerada como en el caso de la segunda y tercera foto que aquí recogemos. Y en otros casos, no tanto.

tortuga_punky2_recortada

tortuga_punky3

 

Pero la foto que más se ha difundido es una en la que la ‘punky’ se ha vuelto más ‘punky’ todavía. La de la apertura del artículo. Porque las algas del río se adherieron a la piel de su cabeza. Y eso la ha hecho mundialmente famosa. Porque muchos se creen que todas las tortugas punkys son como ésa.

La tortuga punky como mascota

La cuestión, por tanto, es que aunque no todas las tortugas ‘punkys’ fueran tan ‘punkys’ como las que salen en los periódicos (sólo con la cresta en la cabeza y sin hebras de algas en el resto del cuerpo), este tipo de tortuga se puso de moda en Australia en los años 70 y 80. Y esa moda provocó que los ejemplares comenzaran a escasear. Por la demanda de tenerla como mascota.

Ahora, la Sociedad Zoológica de Londres la ha situado en el número 30 de la lista de especies de reptiles en peligro. La lista la encabeza la tortuga estrellada de Madagascar. Pero no tiene cresta ni nada, así que mal futuro le espera. Al menos, la punky, ha salido en los medios de todo el mundo. Y el ser una ‘estrella mediática’ puede salvarle la vida. O la especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *